Una de las primeras cosas en las que se va a fijar un potencial comprador o inquilino, va a ser en el estado de las canillas de tu casa. Probablemente se va a poner a abrir y cerrar todas las canillas, o por lo menos las más importantes como las del baño principal y la cocina. También puede que tire la cadena de los inodoros para verificar que la descarga de agua sea correcta y que corte bien.

Verificá que todas las griferías estén en perfecto estado. Ninguna canilla de la casa debería gotear. Una canilla que pierde, por poco que sea, da la imagen de una instalación en mal estado y poco mantenimiento… lo que hará pensar a los visitantes de tu propiedad en futuros problemas de cañerías, plomeros y muchos gastos!

Si la canillla gotea, en general, se trata de un cuerito gastado que habrá que cambiar. El costo es ínfimo y lo podés hacer vos mismo o algún familiar o amigo que se dé un poco de maña.

Ante la duda, o por otro tipo de pérdidas más complejas de resolver, llamá a un plomero de confianza. Primero hacé un relevamiento exhaustivo de todas las reparaciones y/o mejoras pendientes con respecto a canillas, cañerías de agua, artefactos sanitarios como bidets e inodoros, bachas de cocina, etc. Luego pedile al plomero que te pase un presupuesto por todo el “paquete”; siempre va a resultar más económico que si lo llamás puntualmente un día por una cosa, otro día por otra. Siempre pedí presupuestos por escrito antes de aprobar su ejecución, para evitar malentendidos y situaciones desagradables.

 

 

Acostumbrate a mirar para arriba en busca de filtraciones. Manchas de humedad en techos o paredes, o burbujas en la superficie de la pintura, muy comunes en baños y cocinas, probablemente sean indicios de una pérdida de agua. Si sospechás que proviene de la casa o el departamento de un vecino, notificáselo inmediatamente de forma amable. Hacele el seguimiento hasta asegurarte que se haya resuelto el problema. Ser buenos vecinos también implica hacerse cargo de lo que le toca a cada uno.

Los depósitos de agua que descargan sobre los inodoros también deben ser tenidos en cuenta. Que hagan una buena descarga y que corten bien el paso de agua después de unos segundos.

Por último, y si tu bolsillo lo permite, considerá la posibilidad de renovar aquellas griferías que se vean muy desgastadas, sobre todo en lugares claves como baños principales y cocinas. Una cosa es la grifería estilo vintage o retro… y otra muy distinta es una canilla que se cae a pedazos! Un juego de griferías nuevas, sea del estilo que sea, le va a dar otra apariencia a tu baño o cocina y le va a sumar puntos a tu propiedad.