La pandemia y particularmente la cuarentena que vivimos en Argentina significó un antes y un después en la vida de muchas personas. El hecho de estar tanto tiempo encerrados hizo que algunos se replantearan su forma de vida y tomaran la decisión de mudarse. Algunos simplemente decidieron cambiar departamento por casa, pero otros directamente eligieron cambiar de aire y empezar una nueva vida en otra ciudad. Para los amantes del mar, vivir en Mar del Plata se convirtió en una gran opción, ya que permite estar en contacto con la naturaleza sin perder las comodidades de una gran ciudad.

Si bien el confinamiento pudo ser el empujón que muchos necesitaban, antes de dar el gran paso hay todo un proceso que realizar. Mudarse no es fácil, mucho menos cuando se trata de otra ciudad: encontrar un barrio que se adapte a nuestras necesidades, buscar una propiedad para vivir y llevar a cabo los trámites pertinentes son algunas de las cuestiones que hay que tener en cuenta. Desde RE/MAX te acercamos una serie de tips y consejos para que todo sea más llevadero y finalmente puedas cumplir el sueño de vivir en Mar del Plata.

En este sentido, Gilda Clauso (Reg. 3350), corredora responsable de RE/MAX Arena en Mar del Plata, explica: “Históricamente, esta ciudad es uno de los lugares más elegidos por los argentinos para veranear. Y en momentos donde el cliente, por falta de confianza, retira el dinero del sistema financiero, la primera inversión segura a la que recurre es al ladrillo. En ese momento aparecen Mar del Plata, Pinamar, Punta del Este, como las más elegidas para una segunda vivienda. También vemos una tendencia a elegir estas ciudades como las ciudades para retirarse. Es por esto que hoy, más que nunca, las consultas han aumentado considerablemente”.

 

Vivir y trabajar en Mar del Plata

Mar del Plata cuenta con la infraestructura y los servicios necesarios para vivir de manera cómoda. Ofrece distintos tipos de empleos, oferta educativa, acceso a la salud y actividades recreativas.

“La gente busca invertir en Mar del Plata porque es una ciudad grande, que tiene vida propia los 365 días del año, independientemente de la temporada de verano. Acá se puede seguir haciendo vida normal, hay espectáculos y actividades durante todo el año”, agrega Clauso.

Algo para tener en cuenta es que, como en toda ciudad turística, hay temporadas en las que la cantidad de gente se multiplica y los residentes deben convivir con la llegada masiva de turistas.

El costo de vida suele ser un poco más económico que el de Buenos Aires, aunque es posible encontrarse con precios más altos en temporada alta. En este sentido, Clauso afirma: “El costo de vida es mucho más barato que en CABA, también el ingreso promedio de la gente es menor que en CABA, por eso mucha gente cuando se jubila ve la posibilidad de venirse a vivir a Mar del Plata -una de las ciudades que más personas de la tercera edad tiene entre sus habitantes- ya que con su jubilación puede tener un muy buen nivel de vida”.

Durante el invierno es mucho más tranquilo que en verano. Para los que esquivan a los turistas, hay determinados momentos del año que son ideales para disfrutar del mar y de las distintas actividades que hay para hacer en esta ciudad. Estas personas en busca de una mayor tranquilidad suelen venir entre septiembre y la primera quincena de diciembre, y luego también algunos días de marzo.

La llegada de los turistas es muy esperada, sobre todo por quienes trabajan en comercios o en la industria hotelera. A su vez, se abren puestos de trabajo temporales, algo que puede ser positivo para quienes no tienen empleo fijo o para los que recién se inician en el mundo laboral y necesitan ganar experiencia. Durante la temporada alta los locales suelen extender sus horarios y la vida nocturna es más animada, gracias a los bares y boliches que abren específicamente durante esta época del año.

 

 

¿Cuál es el mejor barrio para vivir en Mar del Plata?

“Los clientes que buscan inversión para renta suelen elegir las zonas de Microcentro, cerca de las playas, el casino central, la zona de Güemes y la Peatonal. Estas zonas son las que, en temporada alta se alquilan más fácilmente, tienen bajo mantenimiento y no tiene problemas de seguridad. En el caso de la inversión para alquileres universitarios, que suelen ser de 9 meses, las zonas más elegidas son las cercanas a las facultades”, sostiene Clauso.

En definitiva, elegir la zona dependerá de las necesidades de cada persona. Es importante tener en cuenta el factor turístico, ya que algunas zonas suelen ser más ruidosas durante la temporada de verano, especialmente aquellas en las que hay bares o boliches.

Las claves para elegir un barrio para vivir en Mar del Plata son, en primer lugar, la distancia al trabajo y a los centros educativos, si es que se va a estudiar o hay chicos en la familia. Otros puntos importantes son el acceso al transporte, la seguridad de la zona y los comercios de los alrededores.

Hay opciones para todos los gustos y bolsillos. La zona del centro, La Perla y la vieja terminal son algunas de las más elegidas para vivir, ya que ofrecen más facilidades y no son tan costosas. Para quienes buscan lugares más exclusivos, Los Troncos y la zona de Güemes pueden ser buenas opciones.

 

Comprar una propiedad en Mar del Plata

De acuerdo con Clauso, un departamento de un ambiente en el centro de Mar del Plata se puede conseguir desde los USD 30.000 y uno de 2 ambientes desde USD 42.000.

Una alternativa interesante a los créditos hipotecarios que ofrecen los bancos (los cuales hoy en día son de difícil acceso), son los préstamos entre personas, sin intermediarios. En este sentido, Lendar es una plataforma colaborativa de préstamos hipotecarios entre personas, exclusiva para clientes de oficinas RE/MAX. Se trata de una excelente opción para aquellos compradores a los que les falta un dinero para poder comprar la casa que desean, pudiendo acceder a un préstamo con mínimos requisitos, de manera rápida, segura y sin la intermediación de un banco.

 

Alquilar en Mar del Plata

En cuanto a los requisitos para alquilar un inmueble, se debe tener en cuenta las normas establecidas por la nueva Ley de Alquileres:

  • Demostración de Ingresos.
  • Depósito en garantía.
  • Un mes de alquiler por adelantado.
  • Garantía. El inquilino debe proponer al propietario al menos dos de las siguientes garantías:
    – Título de propiedad inmueble
    – Aval bancario
    – Seguro de caución
    – Garantía de fianza o fiador solidario
    – Garantía personal del inquilino (recibo de sueldo, certificado de ingresos o cualquier otro medio). En caso de ser más de un inquilino se deben sumar los ingresos de cada uno.

 

 

Más recomendaciones

Se recomienda también hacer una lista de los posibles barrios e investigarlos lo mejor posible antes de tomar una determinación. La tecnología puede ser una gran aliada en este punto: herramientas como Google Maps nos muestran los locales, servicios, lugares de entretenimiento y supermercados que hay en la zona.

No dejar lo administrativo para el final y hacer las tareas que pueden resultar más estresantes al principio del proceso, puede ser una tranquilidad. Mudarse implica dar aviso al banco y a otras entidades, además de dar de baja los servicios básicos, como cable e Internet. Si bien no requieren la presencia física de la persona, estas son tareas que llevan su tiempo.

Al momento de buscar una propiedad para comprar o alquilar, recomendamos pedir asesoramiento a una inmobiliaria local, con experiencia, que sepa encontrar un equilibrio entre lo que se busca y lo que se está dispuesto a invertir. En Mar del Plata sabés que podés contar con el asesoramiento de RE/MAX Arena y RE/MAX Feliz, sus equipos están para ayudarte.

 

 

 

 

 

 

* Para ejercer la actividad inmobiliaria se debe cumplir con los requerimientos de la ley de corretaje dentro de cada jurisdicción. Todas las operaciones son objeto de intermediación y conclusión por parte de un corredor público inmobiliario matriculado. Los Agentes/Gestores no pueden realizar actos que, por disposiciones legales, se encuentran reservados exclusivamente a los corredores públicos inmobiliarios matriculados. Cada oficina es de propiedad y gestión independiente.