Vender una propiedad no es tarea fácil, pero tampoco imposible. El problema para muchos, incluso antes de tomar la decisión, es el proceso que hay que atravesar hasta firmar el último papel. Sin embargo, estos “pasos a seguir” no son tan complicados como parece. Lo más importante es estar seguros de querer hacerlo y elegir una inmobiliaria de confianza para que el camino sea más sencillo.

Sabemos que, una vez tomada la decisión de vender, aparecen las dudas acerca de la documentación que hay que presentar. Pero también muchas personas se preguntan, entre otros factores, qué hacer para que su casa se vea más linda a la hora de mostrarla, cuántos interesados habrá y cómo será el proceso una vez que aparezca un posible comprador.

Si estás pasando por esta situación y no sabés por dónde empezar, te compartimos estos consejos para vender una propiedad. Para eso entrevistamos a dos brokers corredores inmobiliarios de nuestra red: Daniel Acosta (CUCICBA 2406/CSI 5953) de RE/MAX Amazing; y Hernán Perrone (CUCICBA 2792/CMCPDJMGR 170) de RE/MAX Parque.

 

1. Documentación: ¿qué se necesita para vender un inmueble?

Hay varios documentos necesarios, pero buscar y presentar todo en la primera reunión puede ser abrumador. Por eso, se suele ir completando el folio de a poco. Según Perrone, “lo ideal sería tener la carpeta prolija desde el comienzo porque si arrancamos bien, terminamos bien la operación”.

Generalmente se pide la misma documentación tanto en Capital Federal como en provincia de Buenos Aires y en el Interior. En este sentido, Acosta aclara: “Depende fundamentalmente de qué tipo de inmueble se va a vender y del tipo de instrumento utilizado previamente para el traspaso de dominio. Lo que sí suele pedirse adicionalmente en la provincia de Buenos Aires es el estado parcelario.”

En principio la inmobiliaria pedirá fotocopias de la documentación, pero cuando ya pasa a una etapa de escrituración, el escribano seguramente va a solicitar todos los originales.

Los documentos necesarios son:

  • DNI y fotocopia.
  • Copia del título de propiedad, para saber exactamente qué es lo que se va a vender.
  • En el caso que se trate de un edificio, PH o dúplex (es decir propiedad horizontal) también se pide el reglamento de copropiedad de administración.
  • Impuesto inmobiliario (Arba, ABL, etc.).
  • Información sobre los servicios.
  • Planos actualizados, para saber si todos los metros están declarados.
  • Recibo de expensas.

Algo sumamente importante es contar con una autorización de venta en exclusiva que permita comenzar con la comercialización del inmueble. Ese documento contará con todos los detalles del inmueble, desde la dirección hasta la forma de pago elegida por el propietario.

 

2. Quiero vender mi casa: ¿qué hay que tener en cuenta al mostrar la propiedad?

Una vez que dijiste “quiero vender mi casa” y presentaste la documentación, se pone la propiedad en venta y las personas interesadas podrán solicitar una visita, ya sea online o presencial. Esto dependerá en gran medida de las restricciones vigentes en cada localidad respecto del estado de cuarentena y en qué fase se encuentran. Si bien el inmobiliario estará presente para aclarar todas las dudas y ayudar tanto al comprador como al vendedor, hay algunos detalles a los que el propietario deberá prestar especial atención.

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de recibir una visita, y esto aplica tanto al online como al presencial, es el orden y la limpieza. En el caso de las visitas presenciales, además es fundamental que la casa esté ventilada y con un aroma agradable.

Otra cuestión clave es la iluminación. Encendé todas las luces y, en caso de ser un día soleado, aprovechá para abrir las ventanas. Es importante que se destaquen todos los aspectos positivos de la casa. Un detalle no menor para Acosta es la “despersonalización de los espacios en lo que se refiere a símbolos religiosos, futbolísticos y políticos”. Pueden parecer detalles irrelevantes y mucha gente no los tiene en cuenta, pero en la práctica pueden jugar en contra.

Dado el contexto que estamos viviendo actualmente por la pandemia de COVID-19, muchas de las visitas se están realizando de forma virtual. En este caso, las indicaciones en cuanto al orden son las mismas, pero se suma un nuevo factor: la cámara del celular. Si te toca mostrar tu casa de manera virtual, tratá de moverte despacio por la propiedad y procurá que esté muy bien iluminada. De todas maneras, en el caso de los equipos RE/MAX vas a contar con todo el asesoramiento necesario para poder realizar esta tarea de la mejor manera posible.

 

 

Las visitas online, los tours virtuales y los “open house” virtuales son modalidades que llegaron para quedarse. Aún cuando se levanten las restricciones para visitar inmuebles una vez pasada la cuarentena, creemos que estas modalidades continuarán funcionando como un primer paso, un filtro previo a la coordinación de una visita presencial. Según Perrone, “es importante que a la visita presencial lleguen compradores que estén realmente interesados en la propiedad, después de haberla visitado online. La idea es no llevar a clientes a ver propiedades que sabemos que no serán de su agrado”.

 

3. Hay un posible comprador: ¿cuáles son los pasos a seguir?

Una vez que el cliente vio la propiedad, la visitó y decide comprarla, lo primero que hace el corredor es tomarle una reserva de compra, es decir, la persona deja un dinero y se retira la propiedad de la venta. Ahí comienza un proceso de negociación entre comprador y vendedor en el que el objetivo es llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes.

“Nosotros no comenzamos ninguna negociación entre partes si no tenemos una reserva hecha por escrito y con un dinero entregado lo suficientemente importante como para darle seriedad a la operación”, indica Perrone.

En el caso de las ofertas virtuales o “reservas ad referendum” que se están realizando actualmente en el marco del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, el monto que se pide es menor. El proceso de negociación se inicia de igual manera, y una vez que el interesado logre hacer una visita presencial a la propiedad, si decide avanzar se le pedirá un refuerzo de dicha reserva.

 

Conclusión

Es importante seguir estos tres puntos y respetar cada parte del proceso de venta de una propiedad. Sabemos que muchas veces los tiempos son acotados y la ansiedad juega en contra. La clave está en tener paciencia y contar con un equipo inmobiliario en el que podamos depositar nuestra confianza, delegando aquellas cuestiones que nos resulten engorrosas.

Si querés vender o alquilar tu propiedad, contá con un equipo de la red RE/MAX, están para ayudarte.

 

 

 

*Para ejercer la actividad inmobiliaria se debe cumplir con los requerimientos de la ley de corretaje dentro de su jurisdicción. Todas las operaciones son objeto de intermediación y conclusión por un corredor matriculado. Los Agentes no pueden realizar los actos que, por disposiciones legales, se encuentran reservados exclusivamente a los corredores públicos matriculados. Cada Oficina es de gestión y propiedad independiente.